felicidad, felicidad, ehhhh…

1 Tengo un amigo con muchos intereses. Él mismo se define a veces como un aventurero, otras como un descubridor de aficiones, historias, emociones. Pero en lo que todos sus amigos coincidimos es en que Rodolfo Romero siente un eterno y nunca desaparecido amor por la comida… cualquiera que esta sea.

Mi amigo es de los que llegan a tu casa después de haber comido opíparamente los platos exquisitos de su mamá. Si le brindas café, té o refresco, cortésmente se niega, estoy repleto, mi estómago no aguanta nada más… pero si resulta que por casualidad te queda un pedazo de aquel cake de nata que te regalaron por el cumpleaños o tal vez una fuente de natilla de chocolate y se lo comentas como quien no quiere la cosa… qué va, no puedo… ya que insistes… voy a hacer un esfuerzo… y si te descuidas, cuando termine la visita ya no tendrás en el refrigerador ni cake, ni natilla, ni refresco…

Por eso creo que este es uno de los mejores regalos que pudiera hacerle un día como hoy: FELICIDADES RODOLFO, y que disfrutes estos dulces tan ricos, tan lindos, tan virtuales jejeje…

Anuncios

2 comentarios en “felicidad, felicidad, ehhhh…

  1. entonces en su cumple lo único que no se puede hacer con el Rodo es ¡invitarlo a comer! jejeejejeje
    FELICIDADES PARA ÉL, de mi mi parte y de Elpidio Valdés también 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s