hoy es uno de esos días…

951b2e43779779ad823e45d50d555ab6 Suena la alarma del reloj, y yo, ingenua y dormida, me quedo acostada un poco más, tan solo unos minutos… Abro los ojos sobresaltada y casi sin esfuerzo me doy cuenta que apenas me quedan veinte minutos. Veinte míseros minutos para poner a hacer café, bañarme, decidir a esa hora qué ropa ponerme -¿cuál me queda bien?-, recoger como puedo la casa para dejarla con el aspecto menos parecido posible a un basurero posnuclear, encontrar las llaves y, casi sin aliento, cerrar la puerta y cruzar la calle para tomar la guagua que pasa frente a mi casa, como todos los días, a las siete menos diez de la mañana.

Y ahí todo empieza a salir mal. De repente tengo la sensación de que el mundo se detiene y comienza a andar a una velocidad menor que la mía… y entonces este se convierte en uno de esos días en que la guagua no llega, la conexión no sirve, el teléfono no suena; uno de esos días en que Murphy campea por sus leyes y todo lo que puede, sale mal, y demorado… para colmo, él no aparece.

Hoy es uno de esos días para olvidar, para no moverte, para no pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s