fórmula perfecta para una felicidad momentánea

felicidad momentánea copia Deslómate hasta quedar sin aliento haciendo ejercicios durante 35-40 minutos, por aquello de hacer trabajar al cuerpo…

Acuéstate a todo lo largo en el suelo recién baldeado, frío, impecable, mientras se oye de fondo la Barcelona de Freddy Mercury. Déjala sonar bien alto, hasta hacer retumbar el piso, no importa que los vecinos se quejen por el ruido, la hora, la ignorancia musical…

Recupera de entre recuerdos y flashazos la otra noche; aquella última vez que permaneciste así, mirando ese acompasado movimiento que le da vida a la espalda de ciertos hombres después del sexo, el cansancio satisfecho, el sueño…

y ya verás como llegas a sorprenderte sonriendo profunda y tontamente al sentir el regocijo; el goce de imaginar cómo te recorren el cuerpo todas y cada una de esas sensaciones, desde la punta del dedo gordo del pie hasta los ojos que se niegan a abrirse a la realidad de la sala de tu casa…  puede incluso que tanta ansiedad te provoque escribir unas líneas parecidas a estas, y, si la sensación de felicidad es lo suficientemente poderosa, tal vez te atrevas a publicarlo, sin importar cuán vulnerable puedas aparecer ante el poseedor de aquella espalda de ritmo memorable…

Anuncios

2 comentarios en “fórmula perfecta para una felicidad momentánea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s