De premios, preguntas y amigos virtuales…

esta-para-el-premio

Primero lo primero, como dicen las reglas. Rosana, muchas gracias por nominarme, y por tus pronombres y por vivir algunas de las experiencias que hubiera querido vivir yo. No sabes cómo envidio tu cámara fotográfica y las vistas desde la casa de tus tías en Regla jajaja. Pero por encima de todo, muchísimas gracias por dejarme conocer un pedacito de tus yo.

Me demoré un poco porque no tengo mucha experiencia en esto de responder “entrevistas”, y mucho menos de pensar posibles preguntas para mis amigos. Pero aquí están, siguiendo las reglas de este Liebster Awards 2013, mis respuestas, mis nominados y mis preguntas, espero que no rompan la cadena. Me ha encantado hacer esto, de veras…

 

1. Tu palabra favorita:

horizonte

2. Un personaje que te parezca ha sido inspirado en tu vida:

Algunos meses al año soy el personaje de Marcia, la amiga de Charlie Brown en los muñequitos de Snoopy. Por momentos me parezco demasiado a ella, a su persistencia (“pisinguilla” la llaman mis amigos), a su deseo de que todos hagan lo que cree correcto, a esa facilidad para interpretarlo todo mal, a su in-capacidad de liderazgo… a sus fantásticas equivocaciones. No es que me agrade el hecho, pero reconozco que muchas veces me comporto igual.

3. Cinco verbos preferidos

Persistir

Añorar

Sentir

Razonar

Intuir

4. Cuéntame un secreto

Cuando duermo acompañada soy la última en dormir y la primera en despertar. Si hay algo que me gusta ver es el sueño del otro, extasiarme en su expresión relajada, adormecerme con el ritmo cadencioso de su respiración, tranquila, aparentemente despreocupada. Es mi afición secreta. No se lo he dicho a nadie porque no quiero “parecer” stocker, jejejej.

5. Si pudieras reencarnar en un escritor/a famoso/a, ¿a quién escogerías?

Sin dudar un segundo escogería a Ernest Hemingway, por todo él. Me gustaría reencarnar en ese atragantarse de vida que fue su vida. Vivió demasiado y escribió lo exacto, con una genialidad imperfecta, humana. En su prosa, directa y clara, no encuentras adjetivos ambiguos, descripciones sobrantes. Sus palabras son por lo general exactas, con las dosis necesarias de ironía y sarcasmo, de confusión, idealismo y sensibilidad. No hay desbordamientos inoportunos, nada de afeites ni adornos vacuos. En sus libros todo aparece a la medida.

Me encantaría vivir, como lo hizo él, con la irreverencia y el coraje de ignorar y burlarse de las reglas pacatas que dictan los otros. Tener el coraje de construirme mi camino teniendo como guía apenas mis propias normas y mis enormes equivocaciones; ser capaz de levantarme contra el fracaso; honrar aquella filosofía que dicta preferir la destrucción antes que aceptar la derrota.

Qué envidia siento de esa actitud ante la vida: tómala como viene y si no viene ve a buscarla, no importa donde se encuentre, si en las nieves del Kilimanjaro o en la corriente del Golfo. Hasta sus implacables y nunca apacibles historias de amor valen la pena; cada segundo de ellas, los de la pasión y la traición, los de la indiferencia y la soledad.

6. Lo que más te identifica de tu país

– Esta es difícil de responder porque YO soy mi país. Tendría que dividirme en pedacitos para mostrarte cada uno de los sentimientos, costumbres y decepciones que me hacen identificarme con Cuba. Tendría que hablarte, por ejemplo de mi declarada dependencia del mar y el olor a salitre; de mis gustos inveterados por el coquito prieto, el pescado frito y los casquitos de guayaba. Mi nostalgia enorme por los muñequitos rusos, por aquella historieta de Matías Pérez con su baobab tamarindero, o aquellos Papaloteros que me hacían clavarme todos los días frente a la televisión, bajo lluvia, sol y sereno.

Tendría que contarte también de mi amor a las historias de los hombres y las mujeres cubanas de cualquier tiempo. Historias individuales “trascendentales” como el universal José Martí –creo que si alguien nos identifica con mayor amplitud es este hombre-; pasando por la exuberancia de Mella, la mezcla explosiva de ternura y sangre fría de Frank País, la genialidad política de Fidel, el tremendo amor al prójimo del Che Guevara; hasta aquellas que pueden ser en apariencia insignificantes, las de la gente de abajo, como la del Chino de mi pueblo –que en realidad era japonés y estuvo en el campo de concentración que montaron en la Isla por allá por los años de la Segunda Guerra Mundial-, la de Amparo Caraballo, la vendedora de los mejores durofríos que me he comeré en la vida, y la de Roselia, mujer cultísima y coleccionista de búhos de fantasía. O esa atracción irresistible que siento hacia las historias cotidianas del cubano “de a pie”, que no pierde la alegría de vivir, que sigue empecinado en amar, trabajar y multiplicarse, contra todas las banderas, pese a todos los problemas.

Cuba son las historias que he vivido en sus lugares. Es mi fuerza de voluntad puesta a prueba subiendo el Turquino; es la sensación de pequeñez en medio de los mogotes de Viñales; es la vista en la lejanía del mirador de Caballete de Casas. Es también el Nicho que no conozco aún, las arenas de Bibijagua que sueño tocar con mis manos algún día, es el cauce del Toa que –creo- nunca podré navegar. Es mi llanto callado en el Memorial del Che, y la placidez balsámica que me recorre cada vez que me siento un rato en el muro del Malecón, abriendo los poros y los sentidos a tanto espacio que se ve delante.

Mi país es el contrapunteo perenne que nos obliga a transitar entre dos orillas, entre dos extremos; es el dolor por los amigos que se fueron, por las frustraciones, por los sueños incumplidos y por ese envejecimiento indigno de muchísimos inmuebles.

7. ¿Soledad o blog? ¿O las dos cosas?

Uno y otra se acompañan, conviven en una especie de co-dependencia. Muchas veces recurro a uno para atenuar la otra; pero al mismo tiempo, éste se nutre de mis vacíos y mis nostalgias. Mi blog surgió en un período de soledad – creo que eso se ve bien claro-, y no sé qué nueva forma tomará si algún día dejo de sentirme de esa manera.

8. Una causa que defenderías sin pensarlo dos veces

La liberación plena de los seres humanos, la justicia social y la creación de una sociedad con todos y para el bien de todos.

9. Una persona por la que darías tu vida (no se vale la familia)

– no sé, creo que depende de las circunstancias en que me encuentre. Me parece que estaría dispuesta a dar mi vida por cualquiera si la situación me plantea un “o él/ella o yo” –en el sentido de que puede ser un perfecto desconocido-, porque estoy segura de que seguir viviendo luego con esa carga de estar viva gracias o debido o como resultado de su muerte, sería un peso demasiado grande para llevarlo.

10. Esta es una pregunta comodín: declárale tu amor a algo o alguien

Confieso que muy, muy pocas veces he confesado mi amor por alguien, no sé si a causa de mi tendencia a no tomarme demasiado en serio, que me hace verme desde fuera y reírme de lo cursis que puedan llegar a oírse las frases, cualquier frase que incluya un “te amo”. La verdad es que las palabras se me atragantan y salen disfrazadas de un “te quiero”, un “me encantas”, o a lo sumo un “te extraño” que suena sobre todo a “necesidad”. Contradictoriamente, no me cuesta nada mostrarme vulnerable… aunque ahora que lo miro ¿qué tiene que ver la vulnerabilidad con el amor…?, a ver quién me entiende.

11. Si pudieras escoger un lugar para morir sería…

No se me había ocurrido, ahora que lo pienso tendría que ser en un lugar muy cercano a la orilla del mar. Ese olor a salitre es uno de los últimos olores que querría sentir antes de morir.

 

 

Blogs que nomino:

Letra Joven. Primero, porque con su espacio me reconcilié con las bitácoras personales; en segundo lugar, porque a través de su extensísimo blogroll pude empezar a explorar con asiduidad mis primeros blogs cubanos. Y para terminar, porque su manera de postear y sus vínculos digitales me hicieron querer ser parte de esta comunidad de locos bajitos –y otros no tanto- que se mueven en nuestras redes.

Las trenzas del sol. Porque pone un peso a las palabras, una hondura a sus reflexiones que cuando terminas de leerla tal parece que ha agotado los temas, las emociones. Su autora me deja a veces con la sensación de que no queda nada más por decir.

Espacio Libre. Porque Karina, hasta cuando habla de temas muy personales consigue hablar de mí, de mi amiga, de aquel desconocido, de los otros. Porque sus textos, con toda su particularidad, la mayor parte de las veces tienen para mí sabor a universalidad.

El Cine en la calle. Porque Carlos, con su mirada pesimista, turbia, muchas veces desencantada de la realidad, me provoca, paradójicamente, sentimientos de optimismo, de confianza y fe en el futuro, -ni yo misma sé el proceso. Porque a su pesar hace literatura, y de la mejor que he leído en estos últimos tiempos.

El Microwave. Y aquí tomo prestadas sus prestadas sus palabras para decirles que Rafa puede escribir tanto de lo superfluo como de lo más profundo, sin dividirse, sin dejar de ser él, sin hacer demasiadas concesiones.

Nube de Alivio. Este blog posiblemente no cumpla con las normas porque Tunie tiene muchos más de esos doscientos seguidores. Creo que su secreto radica en cómo encuentra la forma de sacar poesía, de mostrar la belleza hasta de los lugares donde nuestros ojos no son capaces de percibirla.

Cubaizquierda. Por sus análisis certeros, porque siempre consigue poner en palabras sencillas los temas más enrevesados, los asuntos espinosos; y porque es mi gran amigo, por eso también.

Fufú con empellas. A estas alturas ya debe estar acostumbrado a las elegías, me imagino que oírse o leerse como uno de los mejores cronistas jóvenes de estos tiempos debe llegar a aburrirlo. Espero que no se lo crea demasiado, porque me recuerda mucho a Pablo de la Torriente Brau y esa capacidad suya de no tomarse demasiado en serio, de burlarse de sí mismo y de las candilejas que la vida te pone en el camino.

Yo, me, mi… pero contigo. Porque me encantó el nombre desde la primera vez que lo leí, y porque Rosana y yo parecemos vivir en universos paralelos.

Un guajiro ilustrado. Porque siempre, esté o no de acuerdo, me pone a pensar. Me desafía a mirar los asuntos que creía zanjados, dados por hechos.

Recetas  naturales de la abuela cubana. Porque la inventiva de Tamara y su incansable preguntar contribuye a rescatar esa pedacito de sabiduría popular casera que se transmite de abuela-madre-hija y no se publica en ningún libro. Y además lo hace en dos idiomas, ¡qué trabajo caballero!

 

 

Aquí van mis once preguntas:

1. ¿Cuáles son los motivos –o las razones- más fuertes que te hacen levantarte cada vez que fracasas, cada vez que te tumban?

2. Si tuvieras la posibilidad de “robarle” una línea, una frase o una escena a algún famos@, ¿cuál sería?

3. Entre el compromiso, la necesidad y la coherencia, ¿cuál prima en tu día a día?

4. ¿Cuál es tu canción preferida, esa que es amuleto y antídoto para la depresión?

5. Dime la frase que mejor te describa, pero fíjate, solo una frase.

6. Si pudieras elegir un período de la historia de Cuba para vivir, cuál sería, ¿por qué?

7. ¿Qué es lo que más te ha gustado de lo que has escrito en tu blog?

8. ¿Cuál es el recuerdo que más valoras de todos los momentos que has vivido hasta ahora?

9. ¿Qué quisieras –si pudieras- regalarle a las personas que son importantes en tu vida?

10.  ¿Cuál es el libro que tus amigos no pueden dejar de leer por ningún motivo?

11. Dime, ¿cuál ha sido el peor error que has cometido?

Anuncios

2 comentarios en “De premios, preguntas y amigos virtuales…

  1. Disa, parece entonces que el sentimiento es compartido. A mí también me gustó mucho los lazos que crea este premio y la posibilidad de entregarlo así, por puro cariño, a otra persona. Gracias, muchas gracias por devolverme la pelota y como tú has sido tan buena entrevistada (me encantaron tus respuestas, en serio), voy a responderte tu cuestionario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s