El “casi” que no cambia

kr

Me gusta pensar  que los blogs tienen vida propia, y que esa vida muchas veces logra alcanzar cierta autonomía, cierto desfase del autor/dueño(a). Pero estoy convencida de que es solo “en cierta medida”, solo para determinados aspectos.  No sé todavía qué escribiré ahora, qué temas o imágenes o preocupaciones comenzarán a rondarme hasta el cansancio o la impaciencia. Pero lo que sí sé -porque lo dice todo el mundo, porque lo saben todos desde mucho antes de aquel filósofo loco que comprendió que uno nunca se baña dos veces en el mismo río-, es que será diferente, tiene que ser diferente, como casi todo en estos tiempos de mi vida.

Y por supuesto, entre ese “casi” que no cambia se mantiene esa afición mía a divagar de vez en cuando; esa necesidad de definir, pronunciar, adelantar eventos que pueden ir mostrándose por sí solos. Pero como dije, eso es parte del “casi” que no cambia.

Anuncios