Cosas como “la consagración universal”, realmente me son profundamente indiferentes

Esto es algo que, probablemente, ya se haya transcrito, publicado y leído miles de veces desde que Cortázar diera esta entrevista en 1977 al programa “A fondo” de Radio y Televisión Española. Pero ayer, mientras veía las dos horas de conversación recordé a tantos amigos, me vinieron a la memoria tantos comentarios y argumentos compartidos y rebatidos que quise regalarles, si no el contenido “inédito”, al menos la constancia de mi esfuerzo jajaja.

Ah, si a alguien le interesa ver completa la entrevista, me avisa…

 

Aquí les va el fragmento donde Cortázar explica el cómo y el por qué de RAYUELA:

 

[…]

220px-Cortazar2 A 14 años de su publicación ¿qué significa para ti exactamente Rayuela?

C:

No creo que sea demasiado fácil sintetizar algo que de alguna manera es la experiencia de toda una vida y la tentativa de decirla, de llevarla a la escritura. Pero sí, puedo darte algunas ideas un poco generales. Yo no creo que sea una anti-novela, porque la noción es muy negativa: anti-novela, parecería una tentativa casi venenosa de destruir la novela como género, y no es eso, al contrario, es una tentativa de encontrar nuevas aperturas, nuevas posibilidades novelescas. Pienso que la novelas es uno de lo vehículos literarios más fecundos, y en nuestro tiempo tiene una vigencia muy grande, no imaginamos el número de lectores que tiene la novela. NO, no es eso, pero cuando alguien dijo también que era una contra-novela, eso está ya más cerca de la verdad porque fue una tentativa para tratar de eliminar, de ver de otra manera, el contacto entre una novela y su lector.

Seguir leyendo “Cosas como “la consagración universal”, realmente me son profundamente indiferentes”

Anuncios

los blogs asesinan a los talleres literarios

Dibujo

Gracias a Rafael González y su microwave por la referencia de Orsai, sencillamente enganchador.

Hernan Casciari, miércoles 3 de noviembre, 2004

Un amigo me confiaba vía mail que quería empezar un taller literario. “Estoy seguro que vos no creés en esas supersticiones”, sospechaba en su correo, y la verdad es que tiene razón. Me resultó extraño este deseo en mi amigo, porque tiene una prosa muy original y una bitácora excelente donde lo demuestra. Y yo realmente creo que escribir en un blog le hace mucho mejor al estilo de cada uno que cualquier cursillo en el que un facineroso te quiere transmitir lo inexplicable: el arte de contar historias. Seguir leyendo “los blogs asesinan a los talleres literarios”