Desmayarse

Hace unos meses descubrí a un escritor aventurero, excitante, “enamorado del amor” y versión medieval española de Don Juan, a quien solo recordaba como el autor de varias obras de teatro y en especial de aquella magnífica Fuenteovejuna que nos enseñaron en la escuela. 
Confieso mi ignorancia, hago pública mi vergüenza de no conocer la maravillosa contemporaneidad de don Lope de Vega. 

 Ahí les dejo un pequeño poema suyo: 
Desmayarse

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso:
  no hallar fuera del bien centro y reposo,       
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso:
  huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,                     
olvidar el provecho, amar el daño:
  creer que el cielo en un infierno cabe;
dar la vida y el alma a un desengaño,

¡esto es amor! quien lo probó lo sabe.